El festival Noches Mágicas con la colaboración del grupo Danzart recaudan 1.780 € a favor de la fundación ANAR

El festival Noches Mágicas de La Granja con la colaboración del grupo Danzart del Real Sitio

La solidaridad ha estado presente más que nunca en la edición del Festival Noches Mágicas de La Granja, con dos espectáculos solidarios. Tras la entrega de la recaudación del festival benéfico Flamencura, a favor de la AECC para labores de investigación de la enfermedad, en esta ocasión se ha procedido a la entrega de la recaudación íntegra de la entrada del espectáculo “El Sueño de Wendy”, ofrecido por el grupo de danza local “Danzart del Real Sitio”, un total de 1.780 € que irán destinados a la Fundación ANAR (ayuda a niños y adolescentes en riesgo).

Esta organización sin ánimo de lucro, cuyos orígenes se remontan a 1970, se dedica a la promoción y defensa de los derechos de los niños y adolescentes en situación de riesgo y desamparo, mediante el desarrollo de proyectos tanto en España como en Latinoamérica, en el marco de la Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas

El Alcalde del Real Sitio, Samuel Alonso, agradece especialmente la implicación del grupo Danzart del Real Sitio, quien ha mostrado su solidaridad en diferentes ocasiones siempre que desde el Ayuntamiento se les ha pedido colaboración.

El Sueño de Wendy, adaptación de la popular obra “Peter Pan”, ha conseguido recaudar 1.780 € que irán destinados al proyecto  “Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes”, que dan respuesta inmediata a todo tipo de problemas: acoso escolar, violencia de género, maltrato, trastornos de alimentación, ciberbullying, entre otros. Cualquier niño o joven puede marcar el teléfono gratuito y confidencial 116 111 y encontrará al otro lado un psicólogo que le va a escuchar el tiempo necesario, que le orientará en su problema y que le ayudará a encontrar un solución. El objetivo principal del Teléfono ANAR es facilitar a los niños y adolescentes un espacio seguro, confidencial, en el que se sientan escuchados y respetados, y en el que puedan expresar libremente aquello que les ocurre para intentar buscar alternativas a sus problemas conjuntamente con ellos