Saludo del alcalde

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La Granja, La Pradera, Valsaín y Riofrío nacen de la pureza del Origen. Son agua, bosque, aire limpio, montañas protectoras, color de alegría, luz.

A estos Reales Sitios se les presiente, se les intuye en los paseos por sus calles y sus bosques. Son sensaciones que ribetean el alma.

La historia pasó por este lugar y dejó su mejor legado, el pensamiento y la acción del ser humano. No hay sólo espléndidos Palacios, magníficos jardines, amplias avenidas,  elementos  únicos  de arquitectura civil e industrial, ejemplares de árboles exóticos, plazas encantadas, jardines y esculturas de cuento…

En La Granja, pervive el pensamiento del hombre; el respeto por la naturaleza, por la vida, por la diversidad, por el conocimiento, por el pasado, por el porvenir….

Aquí se aplicaron los principios racionalistas que colocan al ser humano como protagonista de su historia. Se diseñó una ciudad para vivir en la que el entorno era un aliado y no un enemigo a vencer, se favoreció y practicó el conocimiento como medio para mejorar y progresar.

La Granja fue un campo de ensayo para la aplicación de la filosofía ilustrada. Nuestro reto hoy es conocer nuestra historia y nuestro entorno ( el inmediato y el otro), para procurarnos un porvenir que devuelva  mejorado al futuro  lo que el pasado nos entregó.

Construimos nuestro presente proyectando nuestro futuro cada día con los símbolos vivos de nuestra historia, una historia que formó parte de la Gran Historia de Europa.

Así vivimos. Esto es lo que queremos mostrar.

La Granja, La Pradera, Valsaín, Riofrio; varios nombres, varias identidades que conforman una unidad completa. Son facetas de un mismo diamante, magia del Cristal más puro que de arena hace transparencias de elegancia.

A este rincón sólo lo define la experiencia de haberlo vivido, un Sueño Real.

firma_alcalde